Las ventajas del enfriamiento por inmersión en líquido 

Los datos de computación en nube, Big Data o macro datos, cadenas de datos, inteligencia artificial, redes sociales, etc. se han generalizado y son cada vez más importantes para nuestra forma de vivir nuestras vidas. Para apoyar este crecimiento de datos exponencial, la infraestructura de los centros de datos crece más del 40 % cada año. Mantener refrigerados estos servidores es costoso, utiliza enormes cantidades de energía y genera una ingente huella de carbono.

La inmersión total en un refrigerante conductor térmico pero no conductor eléctrico (dieléctrico) es altamente eficaz para mantener los componentes informáticos refrigerados. Puede ayudar a reducir drásticamente el consumo de energía y a reducir las emisiones de dióxido de carbono a la vez que reduce costes y aumenta la flexibilidad para ubicarse.

En comparación con la refrigeración por aire o agua, la refrigeración por inmersión en líquido ofrece un coste de propiedad total inferior gracias a su mejor: 

  • capacidad térmica;
  • recuperación de calor (a través de un intercambiador de calor) para utilizar en otro sitio;
  • integración del hardware (menos espacio);
  • fiabilidad del hardware;
  • rendimiento. 

Líquido Refrigerante de Inmersión Shell

Nuestro líquido refrigerante de inmersión monofásico sintético se fabrica con la tecnología GTL de Shell y puede utilizarse en sistemas de convección natural y de bomba/forzada y ha sido diseñado para:

  • reducir los costes de energía y las emisiones gracias a su alta eficiencia de refrigeración, comportamiento del flujo y excelentes propiedades termodinámicas;
  • costar menos de producir que los fluorocarburos y líquidos diseñados intensamente;
  • aumentar la seguridad del producto gracias a su alta compatibilidad con los componentes informáticos;
  • ser seguro y fácil de manipular.

Ventajas del Líquido Refrigerante de Inmersión Shell

Seguro y puro

  • Sintético y cumple los requisitos de pureza de las farmacopeas de la UE y los EE. UU.
  • Sin potencial de agotamiento de la capa de ozono ni de calentamiento global.
  • Volatilidad extremadamente baja (menor formación de humos, neblinas y vapores).
  • No halogenado, de calidad alimentaria y libre de alérgenos. 

Eficiente

  • No se evapora.
  • Propiedades termodinámicas excelentes.
  • Densidad baja.
  • Temperatura de inflamabilidad alta.

Protección y fiabilidad

  • Consistencia composicional alta.
  • Estabilidad térmica y a la oxidación altas.
  • Prácticamente sin azufre, nitrógeno ni componentes aromáticos.
  • No corrosivo. 

 

Más en clientes empresariales

Aceites de proceso

Shell es uno de los principales fabricantes de aceites de proceso, sector en el que acumula más de 25 años de experiencia. Reconocemos el papel crucial que desempeñan los aceites de proceso en sus productos y su operativa.

Historias de éxito

¿Aceites blancos procedentes del gas natural? ¡Descubra cómo funcionó para otros!