Motor de cuatro cilindros

Cuida tu coche

Un motor bien afinado le permitirá ahorrar un volumen sorprendente de carburante. Y todo lo que hace falta es una sencilla y rutinaria revisión de mantenimiento.

 

Pesa rusa con la indicación «kg» en la parte delantera

Aligere la carga

Cada kilo adicional puede aumentar el consumo de carburante. Mantén el maletero y el asiento trasero libres de objetos innecesarios que puedan aumentar el peso al vehículo (por ejemplo, palos de golf).

Reloj marcando las 10 y 10

¿Encendido o apagado?

El ralentí no lleva a ninguna parte, pero continúa consumiendo carburante. Como norma general, si estás en un atasco o debe esperar a alguien más de 10 segundos, apague el motor.

 

Palanca de cambios

Acomoda la marcha

Cuanta más larga sea la marcha, más baja será la velocidad del motor, con el consiguiente ahorro de carburante. Cambie siempre a una marcha más larga siempre que su motor la admita cómodamente.

 

Coche con arcón en el techo

Facilita la aerodinámica

Abrir ventanillas o apilar bultos y bicicletas en el techo puede afectar enormemente al consumo de carburante, ya que se aumenta la resistencia al flujo de aire. Conducir a alta velocidad también aumenta la resistencia aerodinámica, haciendo que el vehículo consuma más carburante.

Símbolo de un copo de nieve en un rectángulo

Vigile la batería

Por lo general, cualquier cosa que utilice la energía de la batería para funcionar (como el aire acondicionado) te hará consumir más carburante. Y la situación empeora si la batería está en mal estado. Por tanto, es importante vigilar el correcto estado de la batería. 

 

Sistema de navegación indicando un punto en el mapa

Coordine su tiempo

Cuando se conduce en un tráfico que obliga a parar y arrancar constantemente, se aumenta el consumo de carburante. Si se desplaza al trabajo en coche, evite las horas punta siempre que pueda. Notará una importante reducción del consumo de carburante.

 

Velocímetro verde sobre fondo amarillo

Abra los ojos

Sea previsor cuando conduzca. Aminore con antelación cuando el semáforo vaya a ponerse en rojo en lugar de frenar bruscamente, o acelere un poco antes de llegar al pie de una colina. Todas estas pequeñas cosas pueden contribuir a ahorrar carburante.

 

Surtidor y manguera de carburante

La regla del carburante

No todos los carburantes son iguales. Los carburantes de mejor calidad queman con mayor eficacia y se consumen más lentamente. Por tanto, elije siempre un carburante de alta calidad. 

 

Dibujo de un neumático

Suministro en surtidor

Unos neumáticos correctamente inflados son más seguros y duran más tiempo. Además, reducen el rozamiento con el asfalto, contribuyendo a ahorrar carburantes.

Más contenidos de «En ruta»

Cuidamos de tu vehículo

Cuanto más cuides tu vehículo, mejor cuidará él de ti y hará que cada viaje sea una experiencia más agradable.