El diseño cónico de los pozos convencionales es tan viejo como el propio sector petrolífero y gasístico. Y, a pesar de su refinamiento con el paso del tiempo, sigue teniendo algunas limitaciones fundamentales.

Diseñar un pozo implica una ingeniería detallada para asegurarse de que el diámetro, que se va estrechando de manera progresiva, siga siendo lo suficientemente ancho cuando llegue al yacimiento para permitir unos índices de producción económicos.

Toparse de forma inesperada con formaciones inestables puede requerir una cadena adicional de tuberías de acero, reduciendo el tamaño final del orificio en el yacimiento y limitando la producción del pozo o incluso evitando que este alcance la profundidad deseada.

Puesta en marcha de nueva tecnología

Un pozo monodiámetro con un único diámetro fijo desde la superficie hasta el yacimiento podría solventar estas limitaciones, permitiendo el acceso a vastas reservas de petróleo y gas que actualmente están más allá de nuestro alcance.

Pero no solo eso: un pozo monodiámetro requeriría perforar menos roca y tendría una menor huella en la superficie, reduciendo así el impacto medioambiental de la perforación en su conjunto.

Sin embargo, hasta hace poco, los pozos monodiámetro eran una idea demasiado complicada para llevar a la práctica.

Sin embargo, en un ensayo exitoso de tecnología de expansión de tubería pionera en Pinedale, Wyoming, un equipo de ingenieros de Shell instalaron dos secciones de carcasa consecutivas del mismo diámetro en un pozo abierto en condiciones duras.

Entonces, ¿cómo funciona?

Cada vez que se perfora una nueva sección de un pozo, se introduce un revestimiento especialmente diseñado para reforzar el orificio.

Estos revestimientos innovadores son el resultado de una investigación y un desarrollo exhaustivos. Los ingenieros de I+D de Shell han trabajado codo con codo con expertos de la industria del acero para asegurarse de que estén optimizados, tanto por sus propiedades de expansión como por su resistencia.

Una vez que este revestimiento ha alcanzado la profundidad deseada del pozo, se expande mecánicamente pasando un cono de acero, utilizando un único anclaje de expansión y montaje de atracción.

Después de haber instalado correctamente un revestimiento, podemos perforar la siguiente sección del orificio. Esto, a su vez, se asegura mediante la inserción de un revestimiento idéntico a través de la sección ya expandida, y luego la expansión para que coincida con el diámetro del revestimiento anterior

Podemos repetir este proceso tantas veces como sea preciso para llegar a las reservas de petróleo y gas deseadas.

Innovación de Shell

Pero Shell no solo es pionera en los revestimientos expandibles.

El anclaje de expansión y montaje de atracción es el resultado de años de innovación Su cono está cuidadosamente diseñado de tal forma que, durante la expansión, mantiene la integridad de las conexiones roscadas del revestimiento que se utilizan para unir cada sección de 40 pies. Su diseño también minimiza los desechos del revestimiento de las tuberías que se acumulan en la cara de expansión.

Incluso hemos desarrollado un nuevo revestimiento de tuberías para lubricar el proceso de expansión en las condiciones extremas de la sección de solapamiento y un sistema de protección de conexión de tuberías alternativo.

El resultado es un sistema rompedor en el que podemos confiar para crear pozos monodiámetro de manera segura, allá donde los necesitemos.

¿Cuál es el futuro de la perforación?

Con pruebas de campo actualmente en marcha, el colofón es construir de forma satisfactoria pozos monodiámetro completos en las aguas profundas del Golfo de México.

Allí esperamos poder poner en marcha yacimientos remotos y parcialmente agotados, extrayendo potencialmente más millones de barriles de petróleo para responder a las necesidades energéticas del mundo.

Y esperamos poder materializar también las numerosas ventajas medioambientales y monetarias de esta nueva tecnología.

En su conjunto, un logro increíble para un equipo de Shell con talento y dedicado.

Más sobre profesionales

¿Por qué optar por Shell?

Únase a un equipo pionero y colaborador decidido a ayudar a desarrollar los recursos energéticos necesarios para impulsar el progreso.