Jump menu

Main content |  back to top

Este fue el primer auto Ferrari de Fórmula Uno, desarrollado por Enzo Ferrari, con el apoyo de Shell y diseñado por Gioacchino Colombo. Su motor V12  de 1,5 litros impulsó a dos victorias entre 1948 y 1951 - incluyendo el primer Grand Premio de Ferrari. Exitosos conductores, tales como Alberto Ascari y Peter Whitehead sintieron la fuerza de este clásico.

El diseño icónico de este auto la convirtió en un éxito instantáneo con los aficionados.

Fue apodado cariñosamente 'sharknose' por la conducto de admisión de aire e irrumpió en a la victoria tanto en el   Campeonato de Pilotos como en el de  Constructores. Por supuesto, Phil Hill, con su impecable conducción también desempeñó un gran papel.

Aquí es donde la asociación técnica de Shell con Ferrari entró en una nueva era, marcada por la importancia de tecnologías como la aerodinámica y el combustible.

El poder de la asociación se comprobó,  aunque Ferrari obtuvo el segundo lugar en el Campeonato de Constructores: aún así representó la transición del equipo a la encarnación moderna de la Fórmula Uno.