Jump menu

Main content |  back to top

Usando el aceite idoneo su motor seguirá funcionando sin problemas. Ante todo, el aceite crea una película separadora entre las superficies metálicas del motor para impedir que se pulan entre sí y se deterioren. El aceite también protege el motor disipando el calor  y reduciendo el desgaste.

Además, el aceite idóneo previene la formación de depósitos manteniendo las impurezas en suspensión. El aceite de motor incluso protege frente a la formación de los lodos y combate la oxidación, manteniendo las cualidades originales del aceite y minimizando el impacto de los ácidos que pueden causar corrosión. En fin, el aceite es muy importante.

A continuación, respondemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre el aceite de motor:

¿Qué es la viscosidad de un aceite?

La viscosidad es un parámetro importante  de cualquier aceite lubricante. Es una medida de la gordura de un líquido o su resistencia a fluir. Por ejemplo, la miel es espesa mientras que el agua no, por lo que la primera tiene mayor viscosidad que el segundo. La viscosidad del aceite debe ser la apropiada para cada temperatura ambiente. Si el aceite es demasiado viscoso cuando el motor está frío, no circulará por su interior. Y si se hace muy poco viscoso cuando está caliente, no proporcionará la protección adecuada a las piezas del motor.

Por lo tanto, optimizar la viscosidad de un aceite contribuye a maximizar la eficiencia energética al tiempo que evita el desgaste de los componentes.

Los modificadores de la viscosidad del aceite la aumentan a temperaturas altas pero apenas la alteran a temperaturas bajas. De esa forma, permiten que el aceite fluya correctamente cuando está frío y también que conserve una viscosidad suficiente que proteja los componentes del motor a temperaturas elevadas.

Los grados más bajos de viscosidad de un aceite como Shell Helix Ultra facilitan su arranque en frío porque presentan menos resistencia al movimiento de las piezas y, en consecuencia, restan menos potencia al motor. Otro efecto de esta cualidad es que se reduce el consumo de combustible.

Para averiguar cuál es la viscosidad idónea del aceite para un motor, consulte los consejos de su fabricante y tenga en cuenta las condiciones meteorológicas en las que vive y conduce. Para conocer nuestra recomendación, pruebe nuestra sencilla herramienta Shell LubeMatch.

¿Qué significan los números del aceite?

Los aceites multigrado son los que tienen dos números para el grado de viscosidad, lo cual indica que pueden mantener el rendimiento del motor a temperaturas altas y bajas. Los lubricantes multigrado minimizan las diferencias de viscosidad que se producen con las variaciones térmicas.

El primer número de un aceite multigrado suele ir seguido por una W, que hace referencia al invierno (de “winter” en inglés), y representa su viscosidad a temperaturas bajas, es decir, cómo fluirá en invierno.  Cuanto más bajo sea el primer número, más líquido estará el aceite a temperaturas bajas.

El segundo número, que figura después de la letra W, representa la viscosidad a temperaturas elevadas.   Cuanto mayor sea, más denso se mantendrá en caliente. Utilizar la viscosidad adecuada para un motor aumenta su rendimiento y reduce su desgaste y el consumo de combustible.

Además, los aceites sintéticos suelen tener mejores propiedades a temperaturas bajas y altas que los minerales.   Gracias a ello, mantienen la protección al tiempo que mejoran el consumo y el arranque en frío.

Para averiguar qué índice de viscosidad necesita su vehículo, pruebe nuestra herramienta “on-line” Shell LubeMatch aquí.

¿Cuál es la diferencia entre un aceite mineral y uno sintético?

Existen dos tipos principales de aceite base: mineral y totalmente sintético. Los aceites de motor etiquetados como “en parte sintética”, “semisintéticos”, “tecnología sintética” o "tecnología de síntesis" contienen una mezcla de estos dos tipos.

Los aceites base minerales proceden del petróleo que se ha procesado en una refinería para separar las fracciones con propiedades lubricantes útiles de los componentes no deseables, como ceras. A diferencia de algunos fabricantes de aceites de motor, Shell fabrica sus propios aceites base minerales de primera clase seleccionando el mejor crudo y empleando estrictos procedimientos de control de calidad durante todo el proceso de producción.

Los aceites base sintéticos son de mejor rendimiento porque son fabricados usando un proceso químico más costoso que el empleado en la fabrilcación de aceite mineral. En consecuencia, con aceites totalmente sintéticos como el Shell Helix Ultra, la fluidez es mejor a temperaturas de arranque en frío, cuando se produce el mayor desgaste. También son más resistentes al calor y más fáciles de proteger mediante aditivos antioxidantes (la oxidación es un proceso natural de degradación del aceite que se produce con el paso del tiempo). Además, son menos volátiles que los aceites minerales.

Para comprobar si el aceite sintético es recomendable para su vehículo, pruebe nuestra simple y rápida herramienta Shell LubeMatch aquí.

¿Qué son los aditivos para un mejor rendimiento?

Los aditivos para un mejor rendimiento proporcionan una protección adicional al aceite base para proteger y limpiar el motor, a fin de que pueda funcionar con mayor rendimiento durante más tiempo. Se presentan en varios tipos que deben seleccionarse y mezclarse con sumo cuidado para lograr prestaciones de la máxima calidad:

  • Los detergentes mantienen limpio el motor y neutralizan los ácidos corrosivos que se forman durante la combustión.
  • Los dispersantes despegan la carbonilla y los depósitos y los mantienen dispersos en el aceite para impedir que se formen obstrucciones. Así estas impurezas podrán eliminarse del motor en el siguiente cambio de aceite.
  • Los aditivos antidesgaste protegen el motor formando una capa química entre las piezas móviles del motor. Tienen una importancia especial durante el arranque de motor y cuando el motor funciona con mucha carga.
  • Los antioxidantes ayudan a retrasar la degradación natural del aceite, protegiendo el motor con mayor eficacia y durante más tiempo.
  • Los modificadores de la fricción disminuyen el rozamiento entre las partes móviles para reducir el consumo de combustible.
  • Los anticorrosivos son elementos esenciales que previenen la corrosión del motor.

Herramientas de página