Jump menu

Main content |  back to top

Esta colaboración técnica, que comprende los once últimos años, se ha convertido en una de las más sólidas dentro del mundo del motociclismo pues ha cosechado seis campeonatos del mundo de pilotos de Superbikes y nueve títulos de fabricantes.

En 2003 Shell se asoció con Ducati en la máxima categoría de la competición del motor sobre dos ruedas, MotoGP, y en 2007 consiguió su primer campeonato mundial de pilotos, el primero ganado por un fabricante no japonés desde hacía 33 años.

 En el eje de esta relación se encuentra una pasión común por la tecnología.

El lubricante de competición Shell Advance desempeña un papel integral en el empuje y protección de los motores Ducati en MotoGP.

La fórmula adaptada se ha diseñado para reducir la fricción y aumentar la potencia, mientras se mantiene el rendimiento del motor y la caja de cambios al protegerlos del desgaste de los metales.

El lubricante de competición Shell Advance ha sido optimizado para lograr el máximo rendimiento de Shell y conseguir más potencia al tiempo que se mantienen sus propiedades de protección a lo largo de cada sesión que se desarrolla en la pista.  

En 2011, doce químicos, ingenieros y técnicos participaron en la colaboración técnica de Shell con Ducati Corse, invirtiendo unas 2500 horas en la investigación y el desarrollo de combustibles y lubricantes ganadores para Ducati Corse.

Con sede en el centro tecnológico Shell en el laboratorio PAE de Hamburgo (Alemania) y visitas frecuentes a la fábrica de Ducati en Bolonia, Shell trabaja estrechamente con Ducati para garantizar que los combustibles y lubricantes de competición estén optimizados para sus motocicletas de MotoGP sin dejar de cumplir el reglamento del campeonato.

«En MotoGP, el lubricante tiene tres funciones principales», explica el director del proyecto de desarrollo de lubricantes de Shell y Ducati, Michael Knaak. «En primer lugar, se ha diseñado para reducir la fricción y así aumentar la potencia.

La segunda función es mantener el rendimiento de la caja de cambios. Por último pero quizás lo más importante, tiene que proteger todas las piezas móviles, garantizando que la moto sea fiable y llegue a la línea de meta, ¡si es posible en primer lugar!».

Shell colabora continuamente con Ducati para fabricar el lubricante que produzca más potencia y mantenga la fiabilidad.

Este equilibrio es fundamental, ya que el reglamento de MotoGP exige que cada equipo, Ducati incluido, solo pueda usar seis motores durante toda la temporada de 2011.

Alessandro Cicognani, director del proyecto de MotoGP de Ducati Corse, afirma: «la colaboración con Shell ha ido viento en popa.

 Shell Advance es fundamental para que los motores tengan la protección que necesitan durante toda una temporada muy exigente.

El esfuerzo al que se ve sometido el motor es enorme durante las carreras, por lo que resultará muy importante la contribución de Shell a que el elevado rendimiento del motor se mantenga durante varias carreras».

El compromiso de Shell con la innovación a través del deporte del motor no solo es vital para Ducati Corse, sino que también constituye una parte integral del extenso programa de investigación y desarrollo que permite mejorar los combustibles y lubricantes para los conductores de motocicletas de calle de todo el mundo.