Jump menu

Main content |  back to top

La colaboración técnica de Shell con Ferrari es una de las asociaciones que más éxitos han cosechado en la historia del deporte del motor a nivel mundial, con más de 150 carreras ganadas en Fórmula 1 hasta finales de 2010.

Durante más de 60 años, Ferrari ha sido sinónimo de coche de grandes prestaciones, tanto en la pista de carreras como en la carretera.

Cuando el primer Ferrari salió por las puertas de la fábrica de Maranello (Italia), estaba alimentado y protegido por productos Shell.  

Ferrari comprende que es fundamental utilizar el lubricante adecuado para el motor.

Tanto en la pista como la carretera, su función es proteger las piezas móviles frente al desgaste mecánico, reducir la fricción y la pérdida de potencia y enfriar el motor.

Se necesita un buen lubricante de motor para conseguir el equilibrio entre estas características sin dejar de garantizar un rendimiento óptimo del coche.  

La Fórmula 1 es un banco de pruebas extremo que exige el máximo a nuestro personal de Shell.

Continuamente buscamos ganar esa décima que pueda poner un Ferrari en la «pole», sin dejar de mantener el nivel de protección que permite que el motor sobreviva y rinda en las mejores condiciones durante dos grandes premios.

Nuestra fiabilidad ha sido un factor fundamental que ha ayudado a Ferrari a ganar diez títulos de constructores y doce títulos de pilotos en el campeonato mundial de Fórmula 1 de la FIA.  

Más de 50 científicos de Shell trabajan en el programa de Fórmula 1 de Shell con Ferrari. Estos importantes miembros del equipo llevan a cabo su labor en los laboratorios Shell que se desplazan a los circuitos del mundial, pero también en el corazón de la escudería Ferrari en su sede de Maranello.  

«El aceite de motor Shell Helix Ultra comparte muchos de sus ingredientes con el utilizado en los Fórmula 1 campeones», ha afirmado Mark Wakem, especialista en lubricantes de Fórmula 1 de Shell.

«Nos sentimos orgullosos de plasmar nuestra experiencia y nuestros conocimientos de la Fórmula 1 en el aceite para vehículos de calle Shell Helix Ultra, poniendo auténtica tecnología de Fórmula 1 al alcance de nuestros usuarios y sus motores».  

Durante una carrera, el motor se ve sometido a condiciones extremas y temperaturas muy elevadas. El lubricante «multitarea» está diseñado para evacuar el calor, controlando la temperatura del motor e impidiendo que tenga un efecto perjudicial.

A menudo se pasa por alto la capacidad de un aceite de motor para refrigerar, además de para lubricar.

Los pistones pueden superar temperaturas de 300 °C, por lo que, para evitar que se calienten demasiado, se rocía aceite de motor en su parte inferior; sin esta protección adicional, no hay duda de que fallarían en carrera.  

Los motores Ferrari de Fórmula 1 necesitan potencia para competir en la pista, pero también deben tener fiabilidad para terminar las carreras.  

La limpieza de los motores tiene una importancia vital.

La suciedad que se acumula en motores normales puede reducir su rendimiento, pero simples depósitos microscópicos pueden causar problemas en los motores Ferrari de Fórmula 1, que están obligados a dar saltos brutales en su régimen de giro en una fracción de segundo.

Durante una aceleración tan rápida, el motor y su aceite se someten a esfuerzos inmensos.

La más pequeña acumulación de suciedad en el aceite puede afectar a su circulación por componentes críticos del motor, e incluso producir averías.  

También resulta crucial que no se formen depósitos en otras superficies importantes de estos motores, que funcionan a muchas revoluciones.

La presencia de impurezas en el aceite puede interferir con la formación de la película reductora de la fricción; esa película tiene una función crucial para minimizar el desgaste del motor y maximizar su potencia.  

Ya se trate de un Ferrari de Fórmula 1 o de un coche familiar, la tecnología Shell Helix contribuye a que el motor funcione como pensaron sus diseñadores: con la máxima eficiencia.  

Todo esto está llamado a aumentar su relevancia en las próximas temporadas:

 «Debido a la duración de la temporada, la lubricación del motor es crítica en 2011», explica la directora de tecnología para Ferrari de Shell, Cara Tredget.

«Se pueden utilizar ocho motores en cualquier orden y en cualquier número de carreras, por lo que el aceite Shell Helix Ultra Racing tendrá que proporcionar el nivel adecuado de protección en la pista, pero también mientras los motores están guardados entre una carrera y otra».  

 Los grandes éxitos cosechados en la pista permiten que Shell aproveche las enseñanzas de la competición y traslade la tecnología más reciente de la Fórmula 1 a la gama de lubricantes Shell Helix.