Foto del envase de Shell Rimula R5 LE

Bajas emisiones y ahorro en consumo de combustible

Con independencia de que un motor se utilice con calor, frío, cuestas, polvo o fango o durante periodos prolongados, debe saber que el aceite lo protegerá en todos los casos. 

La protección activada de los aceites Shell Rimula para motores diésel de uso intenso actúa sin descanso en tres áreas críticas:

  1. Control de los ácidos: el uso de aditivos comprobados ayuda a proteger frente a la corrosión causada por los ácidos formados en la combustión.
  2. Control de los depósitos: contribuye a mantener limpio el motor para obtener un rendimiento homogéneo y una larga vida útil.
  3. Control del desgaste: mantiene separadas las superficies metálicas móviles del motor para prolongar la vida del motor.

Shell Rimula R5 LE

Shell Rimula R5 LE es un innovador aceite de motores de uso intenso, diseñado para proteger en una amplia gama de presiones y temperaturas a las que se someten los motores modernos. Esto lo convierte en la opción ideal para los operadores de tareas pesadas con vehículos de carretera y fuera de ella.

Diseñado para ofrecer ahorros de combustible, disminución de la frecuencia de cambio de aceite, una limpieza del motor mejorada y una excelente protección frente al desgaste, Shell Rimula R5 LE cumple las especificaciones API CJ-4 para lograr una mayor compatibilidad con los últimos sistemas de control de emisiones de escape.

Capacidad de protección

Shell Rimula R5 LE es un lubricante semisintético que emplea una exclusiva tecnología que se adapta química y físicamente para satisfacer las necesidades cambiantes de los motores. La combinación de aceites base de tecnología sintética y convencionales con aditivos avanzados provee una excelente protección incluso a bajas temperaturas, ya que las propiedades mejoradas de fluidez en frío protegen su motor.
Shell Rimula R5 LE está formulado para potenciar la actuación del aceite, ofrecer una mejor fluidez a baja temperatura y para dotar una formulación avanzada baja en cenizas sulfatadas, fósforo y azufre que ayude a controlar la obstrucción o la contaminación de los dispositivos de postratamiento de gases de escape.

Especificaciones y aprobaciones

Liderazgo tecnológico

Shell Lubricants es pionero en ofrecer SAE 10W-30 semisintetico y productos de grado de viscosidad SAE 10W-40 que satisfacen las especificaciones mundiales más restrictivas de los aceites para motores diésel de uso intenso, como API CJ-4, ACEA E9 y Volvo VDS-4. Shell Lubricants tiene la misión de ser el líder tecnológico en innovación sobre aceites para motores diésel usados en trabajos pesados.

Ventajas en ahorro de combustible

Shell Lubricants sigue a la cabeza del desarrollo de aceites que disminuyen el consumo de combustible, ofreciendo ahorros reales para abaratar los costes de mantenimiento y funcionamiento. En 2009, realizamos un ensayo de gran escala de camiones de uso intermedio con patrones de conducción urbana y en carretera.

El uso de Shell Rimula R5 LE con grado de viscosidad 10W-30 demostró un ahorro en combustible de hasta un 1,6% en camiones de uso intermedio (en ciclos de uso en carretera, en comparación con un aceite de motor SAE 15W-40 convencional).

Optimizar los intervalos de cambio de aceite

Shell Rimula R5 LE proporciona protección ante la acumulación de ácidos que puede provocar corrosión, como lo demuestran el incremento del índice de acidez total (TAN) y la corrosión del plomo en varias pruebas de motor estándar del sector. Al atajar el aumento del TAN, Shell Rimula R5 LE puede ayudar a que los propietarios de maquinaria optimicen los intervalos de cambio de aceite.

Demuestra que Shell Rimula R5 LE 10W-30 reduce mejor el índice de acidez total (TAN) si se compara con un CJ-4 SAE 10W-30 convencional usado en un Mack T-12 y en un Cummins ISM.

Rendimiento a bajas temperaturas

En climas invernales severos, usar Shell Rimula R5 LE 10W-30 o 10W-40 puede ayudar a proteger la durabilidad de su motor de arranque y de su batería; también puede hacer que su motor arranque más fácilmente que con un producto de grado de viscosidad 15W-40.

Protección contra el desgaste/control de los depósitos

Shell Rimula R5 LE ofrece un excelente control del desgaste, sobre todo a la hora de prevenir el pulido de la pared de los cilindros: un problema que puede derivar en una pérdida de las líneas finas de bruñido de fábrica y, por tanto, en un desgaste excesivo de la pared y un aumento en el consumo de aceite.

El control del pulido de la pared puede medirse mediante las estrictas pruebas de motor Volvo D-12D.

Como se demostró, Shell Rimula R5 LE efectúa un trabajo extraordinario en el control del pulido de la pared de los cilindros en esta prueba de motor, comparable al de los productos de grado de viscosidad 15W-40.

Shell Rimula R5 LE también confiere control del desgaste y de los depósitos para ayudarle a proteger los componentes más críticos de su motor. Un desgaste excesivo de los lóbulos de leva y de los alzaválvulas puede originar una pérdida de potencia y un aumento de las emisiones del motor. El control del desgaste de los componentes del tren de válvulas se mide en la estricta prueba de motor Mercedes-Benz OM-646 LA. Como se muestra en las imágenes, se produjo un mínimo desgaste en el árbol de levas usado tras funcionar 300 horas con Rimula R5 LE 10W-30.

Limpieza y control de los depósitos

Shell Rimula R5 LE brinda un excepcional control de depósitos en los pistones, que supera los niveles de rendimiento MB 228.51 para el control de la limpieza de los pistones en la prueba de motor LA OM-501: una de las pruebas más exigentes del sector. Los depósitos excesivos en el pistón pueden provocar abrasión y el pulido de la pared de los cilindros, lo cual puede derivar en un aumento del consumo de aceite. Incluso después de funcionar 300 horas en la prueba OM-501 LA con Shell Rimula R5 LE, aparece una cantidad mínima de depósitos en el segmento superior y en la segunda corona.

¿Debería utilizar usted Shell Rimula R5 LE?

Shell Rimula R5 LE cumple con las especificaciones de una amplia gama de fabricantes de motores para su uso en motores actuales y antiguos, y cuenta con la aprobación de estos fabricantes. Es una elección excelente para flotas de vehículos en lugares con intervalos térmicos muy amplios: un solo aceite para proteger el motor en cualquier época del año.

Shell Rimula R5 LE ofrece un desempeño mejorado y protección para los modernos motores con bajas emisiones, en especial, para los equipados con filtros de partículas diésel (DPF). Es adecuado para motores de uso intenso con bajas emisiones, sobre todo los que disponen de dispositivos de postratamiento de gases de escape, en sustitución de un aceite de motor SAE 15W-40.

Cómo usar los aceites R5 LE con seguridad

Es improbable que los aceites Shell Rimula R5 LE representen algún riesgo para la salud o la seguridad, siempre y cuando se usen correctamente con la aplicación recomendada. Debe evitar el contacto con la piel y utilizar guantes impermeables para manipular el aceite usado. En caso de que el aceite entre en contacto con la piel, lávese inmediatamente con agua y jabón. Para deshacerse del aceite usado, llévelo a un punto de recogida autorizado. No lo vierta en la tierra, en desagües ni en el agua.

Contenido destacado

Shell LubeMatch

Use nuestra herramienta Shell LubeMatch para encontrar el lubricante idóneo para su vehículo.

App Shell Motorist

Descarga la aplicación gratuita de Shell para iPhone y Android: tu compañero de viaje.