Foto del envase de Shell Rimula R4 L

Bajas emisiones, duración adicional y protección mejorada

Con independencia de que un motor se utilice con calor, frío, cuestas, polvo o fango o durante periodos prolongados, debe saber que el aceite lo protegerá en todos los casos. 

La protección activada de los aceites Shell Rimula para motores diésel de uso intenso actúa sin descanso en tres áreas críticas:

  1. Control de los ácidos: el uso de aditivos comprobados ayuda a proteger frente a la corrosión causada por los ácidos formados en la combustión.
  2. Control de los depósitos: contribuye a mantener limpio el motor para obtener un rendimiento homogéneo y una larga vida útil.
  3. Control del desgaste: mantiene separadas las superficies metálicas móviles del motor para prolongar la vida del motor.

Shell Rimula R4 L

Shell Rimula R4 L utiliza tecnología de última generación para ofrecer una resistencia significativamente mejorada contra el desgaste, los depósitos y la oxidación. Fabricado a partir de aceites base de alto rendimiento del Grupo II, es uno de los aceites 15W-40 más avanzados disponibles, y resulta adecuado para prácticamente todos los vehículos. Esto significa que es tan versátil que le aporta la comodidad de que un solo aceite es apto para prácticamente todos los vehículos, sea cual sea su tipo de motor o antigüedad.


Capacidad de protección

Shell Rimula R4 L consigue uno de los mayores niveles de protección que es posible con un aceite para motor de viscosidad convencional. Además, por su formulación de bajo contenido en cenizas sulfatadas, fósforo y azufre, protege los catalizadores y los filtros de partículas diésel.

Bajas emisiones y reducción de costes

Proteger el rendimiento de los sistemas de control de las emisiones de escape no solo es importante para asegurarse de que los vehículos cumplen la normativa legal, sino que, además, contribuye a un funcionamiento eficiente. Por ejemplo, si los filtros de partículas diésel (DPF) se obstruyen, esto puede aumentar el consumo de combustible. Shell Rimula R4 L está formulado con menores niveles de cenizas y azufre para ayudar a mantener la eficiencia de los vehículos de última tecnología, así como la de los vehículos del futuro.

Vida útil prolongada

Para asegurar una protección continuada incluso en las condiciones más duras, Shell Rimula R4 L está formulado para ofrecer una resistencia excepcional a la descomposición provocada por el calor y la tensión mecánica.

La acción de los potentes antioxidantes incluidos en Shell Rimula R4 L está reforzada, aún más, por el uso de aceites base del Grupo II de alta calidad para proporcionar una mayor resistencia a la descomposición provocada por el calor, que los aceites de la generación anterior (p. ej., API CI-4/ACEA E7).

Al igual que otros aceites Shell de gama alta para motores de uso intenso, Shell Rimula R4 L utiliza modificadores de viscosidad muy estables. Estas moléculas especialmente diseñadas resisten la descomposición en las zonas de mayor tensión del motor, como los trenes de válvulas y de engranajes. Esto implica que el aceite mantiene su viscosidad mejor que otros muchos aceites del mercado, logrando una protección y una lubricación más uniformes y fiables.

Protección mejorada

Shell Rimula R4 L ofrece niveles considerablemente mayores de control del desgaste y de los depósitos que los aceites de la generación anterior.

En la prueba de motores Cummins ISM*, Shell Rimula R4 L no solo satisface los requisitos sino que además muestra un desgaste visiblemente menor que otros aceites que también los satisfacen.

Shell Rimula R4 L proporciona unos niveles significativamente más altos de protección frente al desgaste que los aceites de la generación anterior, superando los requisitos críticos de desgaste en muchas áreas, tales como los de la prueba Cummins ISM* con un desgaste visiblemente menor que otros aceites que la superan.

*Prueba incluida en API CJ-4, ACEA E9 (propuesta) y en las especificaciones de bajo contenido de cenizas sulfatadas, fósforo y azufre de Volvo y Mercedes-Benz.

Prácticamente libre de lodos

Shell Rimula R4 L y sus dispersantes altamente activos sin cenizas ofrecen un extraordinario control de la limpieza y de los depósitos. Esto se ha demostrado en pruebas de uso en carretera durante más de 25 millones de kilómetros. Por ejemplo, en motores Mercedes-Benz, este lubricante apenas presentó lodos en las tapas de los balancines o en los colectores de aceite, lo cual permite un funcionamiento más eficiente del motor y menores costes de mantenimiento.

¿Debería usar usted Shell Rimula R4 L?

• Es apropiado para prácticamente todas las aplicaciones con camiones, autobuses y autocares de uso en carretera, incluidas las aplicaciones US 2007, Euro 2,3,4 y 5. Gracias a la excepcionalmente amplia gama de aprobaciones de fabricantes de vehículos, Rimula R4 L constituye una solución de lubricación única para las flotas de vehículos que combinen diferentes marcas, proporcionando beneficios logísticos y de inventario.

• Es una solución excelente para la lubricación de vehículos comerciales diésel medianos y ligeros, en especial, los equipados con filtros de partículas diésel.

• Cumple los requisitos de punteros fabricantes de maquinaria y motores agrícolas o de construcción, como Caterpillar, Cummins, Deutz y MTU.

Especificaciones y aprobaciones

Grado de viscosidad SAE: 15W-40
API: CJ-4, CI-4+, CI-4, CH-4, CG -4, CF-4, ACEA: E7, E9; Caterpillar: ECF-2, ECF-3; Cummins: CES 20077, 81; DDC: 93K218; Deutz: DQC-III; MACK: EO-O PP; MAN: 3275; Aprobación MB 228.3, 228.31; MTU: Categoría 2; Volvo: VDS-4, VDS-3.

Contenido destacado

Shell LubeMatch

Use nuestra herramienta Shell LubeMatch para encontrar el lubricante idóneo para su vehículo.

App Shell Motorist

Descarga la aplicación gratuita de Shell para iPhone y Android: tu compañero de viaje.