¿Has soñado alguna vez con ser un piloto de pruebas de Ferrari?  ¿Has pensado alguna vez en el glamour, el clima soleado o el nivel de fama que rodean la región de Emilia-Romagna? Nosotros sí lo hemos hecho y, afortunadamente, Ferrari nos lo puso fácil.

Dónde comer: Montana

  • Recuerda: reserva con antelación, ya que cierra los fines de semana a mediodía.
  • Sugerencia: házlo al estilo Montana y pídale a un famoso un autógrafo en una servilleta del restaurante. 

Mientras estás sentado a la mesa y te explican las especialidades del día, es posible que te distraigas observando los recuerdos que cuelgan de las paredes de madera de pino de este restaurante, decorado al estilo de un chalé suizo. Pilotos de carreras, de rallyes o de motociclismo, estrellas de cine y leyendas de la música han dejado aquí su impronta. Este establecimiento, que lleva sirviendo comida italiana sencilla desde 1967, está ahora en manos de la familia Paolucci.

Mamma Rosella se encarga de la cocina, mientras Maurizio y su hijo Alberto seducen con una amabilidad que, en cierto modo, es infrecuente en un lugar tan turístico como este. Te sentirás honrado de comer en el lugar en el que los pilotos de Fórmula Uno han brindado por vivir otra carrera más sin incidentes. A Michael Schumacher le gustaba tanto Montana, que consideraba a Rosella como su segunda madre.

Dónde aprender: el museo Ferrari

  • No se olvide la cámara
  • Sugerencia: los verdaderos aficionados al volante deben pagar una audioguía.

Estando en la ciudad de Ferrari, sería imperdonable no visitar la Galería Ferrari, centro de exposición oficial de la historia de Ferrari: el hombre, los supercoches y los coches de carreras. Los motores de Fórmula Uno cuelgan de las paredes como obras de arte, para que las mentes curiosas puedan visualizar la evolución técnica de este deporte. Podrá ver la forma en que Shell ha ayudado a la Scuderia Ferrari a conseguir 12 campeonatos de pilotos y 10 títulos de constructores de la FIA (Federación Internacional del Automóvil), y poner a prueba la resistencia de su cámara capturando cada uno de los elaborados detalles estilísticos tan típicos de los coches de la compañía.

Dónde comprar: la tienda Ferrari

  • Recuerde: ¡alguien tendrá que pagar esa factura de la tarjeta de crédito!
  • Sugerencia: busque en internet, prepare una lista de la compra y aténgase a ella si puede.

Curiosear por la tienda Ferrari de Maranello es un pasatiempo peligroso. Chaquetas, relojes, ordenadores portátiles, teléfonos, libros, zapatos, gafas de sol... la lista de artículos de Ferrari es interminable. No obstante, nuestros preferidos son los destinados a los niños: el Ferrari F430 de 6 V es una reproducción a escala del primer representante del nuevo Ferrari de ocho cilindros. Está equipado con un motor eléctrico de 6 voltios, incluye un pedal de acelerador y un freno eléctrico, además de una caja de cambios con primera velocidad y marcha atrás.

También puede interesarle la colección artística, una serie de seis cajas con impresiones fotográficas de escenas del deporte del motor, muy significativas para la historia de Ferrari. Puede encontrarlas en la tienda Ferrari: store.ferrari.com

Una visita a los supercoches de Ferrari: Via Musso

  • Recuerde: con un poco de suerte, podrá ver un prototipo de un futuro Ferrari.
  • Sugerencia: haga la visita en un día laborable, cuando la fábrica esté abierta.

Antes de que cualquier empresa de automóviles dé a conocer sus nuevos modelos, sus ingenieros deben poner a prueba los prototipos en vías públicas, de modo que si espera junto a las puertas de la fábrica de Via  Musso es posible que vea uno de ellos, aunque cubierto por un tosco camuflaje que parece hecho de bolsas de basura unidas con cinta de embalar. Pese a que son muchos los Ferrari recién construidos que se someten a la prueba de carretera estándar, el verdadero trofeo para un avistador es un prototipo. Buena suerte. 

Joyas fotográficas: Pista di Fiorano y la entrada a la fábrica de Ferrari

  • Recuerde: «Può farmi una foto, per cortesia?» (frase en italiano que significa ‘Por favor, ¿puede hacerme una foto?’) 
  • Sugerencia: en la entrada a la fábrica, la recepción para visitantes tiene una pequeña exhibición de recuerdos de Ferrari. 

La pista de pruebas de Ferrari data de 1972, pero en la actualidad tiene una menor actividad, ya que las pruebas de coches de Fórmula Uno están muy restringidas. Si quiere una foto para la posteridad, pose a la entrada en Via Dino Ferrari, un nombre de carretera digno de una instantánea. O si desea una imagen de postal bajo las puertas históricas de la fábrica de Ferrari, diríjase a Via Abetone Inferiore, donde la palabra Ferrari engalana la entrada con letras de neón amarillo.

Dónde dormir plácidamente: Maranello Village

  • Recuerde: el hotel es en parte propiedad de Ferrari, y su estética no pasa inadvertida.
  • Sugerencia: no olvide ver los murales de las paredes en el patio central.

Este hotel es tan grande y rojo como uno de los espectaculares supercoches de Ferrari. Está a un paso del centro de Maranello, y hace alarde de todas las comodidades que se puedan desear. Ofrece wifi y un completo neceser de baño gratuitos, pero, lamentablemente, no pone a disposición de sus clientes ningún Ferrari de cortesía.

Vea más información sobre Maranello Village

Más contenidos de «En Ruta»

Conducimos con Vicky Butler-Henderson

Vicky Butler-Henderson es una de las presentadoras del mundo del motor más famosas de la televisión, y ha participado en algunos de los programas de automovilismo más famosos del Reino Unido.

Viajes de ensueño

Escuche a los expertos evocar sus viajes de ensueño por carretera, y elige su propio viaje o destino favorito