Jump menu

Main content |  back to top

News and Media Releases

Shell será el proveedor recomendado de aceites para el Grupo BMW

Shell ha sido elegida por el Grupo BMW como único proveedor global de aceite de motor para todas sus marcas

Los aceites prémium Shell para automóviles y motocicletas se emplearán en las revisiones BMW en más de 140 países, entre ellos España.

Shell ha sido elegida por el Grupo BMW como único proveedor global de aceite de motor para todas sus marcas: BMW, BMW i, BMW M, Mini y BMW Motorrad.

Desde comienzos de 2015, los aceites de motor prémium fabricados por Shell estarán a disposición de los clientes en la red del Grupo BMW, que se compone de más de 3500 concesionarios, en más de 140 países, incluyendo Alemania, China, Corea del Sur, España, Rusia, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos.

Gracias a este acuerdo, Shell fabricará los aceites de motor que llevan la marca BMW. Estos productos cumplen las últimas especificaciones de motor BMW y se apoyan en la tecnología PurePlus de Shell.

La tecnología PurePlus de Shell representa un punto de inflexión en cuanto a formulación de aceites de motor. Se trata de un proceso patentado de gas a líquido (GTL, por sus siglas en inglés), desarrollado durante más de 40 años de investigación, que convierte el gas natural en un aceite base cristalino.

Los aceites base —el componente principal de los aceites terminados— suelen fabricarse a partir de petróleo crudo y tienen una importancia crítica en la calidad del aceite de motor terminado.

El aceite base se fabrica en la planta Pearl GTL de Qatar, una alianza entre Shell y Qatar Petroleum. Estas instalaciones constituyen el mayor suministrador mundial de productos GTL y la única fuente comercial de aceite base GTL en la actualidad. A partir de 2015, los clientes de talleres BMW de todo el mundo podrán beneficiarse de la integración de la cadena de valor de gas natural de Qatar y de la cadena mundial de suministro de lubricantes de Shell, puesto que todos los aceites de motor BMW en fase posventa emplearán la tecnología PurePlus de Shell.

Es un honor convertirnos en el proveedor recomendado de aceites de motor post-venta para el Grupo BMW y esperamos con ilusión trabajar juntos para suministrar, distribuir y comercializar estos aceites a partir de 2015. Este acuerdo demuestra que la experiencia y la más moderna tecnología en aceites de motor propias de Shell son reconocidas por una de las compañías automovilísticas líderes del mundo. Esto incluye naturalmente el reconocimiento del valor de nuestra última tecnología Shell PurePlus para aceites de motor prémium.

Mark Gainsborough, Vicepresidente Ejecutivo de Lubricantes Shell

"El acuerdo une a dos de las principales marcas de automoción en una alianza global, que permitirá ofrecer las mejores prestaciones y la última tecnología a los clientes. Ambas compañías mantienen un sólido compromiso con los productos y servicios de primera calidad, que nos une y acerca. La alianza se beneficiará de las capacidades de venta y marketing de ambas empresas, así como de la cadena de suministro global de Shell".

Consultas

Shell Global Media Relations: +44 207 934 5550

 

Shell Lubricants Global:

Mary B. Walsh

+3225089587

mary.walsh@shell.com

 

Comunicaciones Shell España:

Cristina Colom

+34 691 439 829

C.ColomSanmarti@shell.com

Notas a los editores

  1. Posventa o llenado de servicio se refiere al aceite de motor suministrado a cualquier vehículo (automóvil o motocicleta) como parte del servicio posventa o como parte del mantenimiento general del vehículo a lo largo de su vida útil.
  2. Los aceites (piezas) originales son los aceites que llevan una marca propiedad del OEM. Están especialmente formulados para satisfacer los requisitos de los diversos componentes de un OEM determinado. Están desarrollados y producidos por fabricantes especializados en lubricantes sobre la base de una investigación ad hoc para el OEM y de ensayos sobre equipos reales del OEM.
  3. Los aceites sintéticos se fabrican a partir de petróleo crudo o gas mediante procesos químicos sofisticados; por el contrario, los aceites base minerales son mezclas complejas de hidrocarburos que se encuentran de forma natural en el petróleo crudo. Si bien los productos naturales suelen ser considerados "mejores" que los sintéticos, este no es el caso para los aceites de motor: se acepta que los productos sintéticos poseen mejores propiedades que sus equivalentes naturales (y menos deficiencias).

    La ventaja de usar un aceite sintético es que cuidan mejor el motor y protegen por tanto la inversión del cliente. Uno de los principios de tales ventajas consiste en la baja viscosidad general de estos aceites, lo que reduce la fricción del fluido y, por tanto, mejora la eficiencia del motor y el ahorro de combustible.

  4. La tecnología líder mundial de aceites de motor de Shell ha permitido el desarrollo de aceites que mejoran las prestaciones, ayudan a reducir el consumo de combustible y prolongan la vida del motor. Los aceites de baja viscosidad pueden ayudar a reducir el consumo de combustible, pero al mismo tiempo deben proporcionar los niveles correctos de protección del motor y de durabilidad.

    Los aceites de motor prémium con tecnología Shell PurePlus están específicamente diseñados para permitir a los conductores sacar el máximo partido de sus motores. Este innovador producto presenta una estructura molecular mejorada que puede ayudar a: prolongar la vida del motor, reducir los costes de mantenimiento, reducir el consumo de aceite y facilitar una mayor limpieza.

Acerca de lubricantes Shell

El término "Lubricantes Shell" designa colectivamente las compañías del Grupo Shell dedicadas al negocio de los lubricantes. Shell vende una amplia gama de lubricantes para satisfacer las necesidades de sus clientes en una diversidad de aplicaciones. Entre estas aplicaciones se encuentran: los vehículos particulares, el transporte pesado, la minería, la generación de energía y la ingeniería general.

El catálogo de lubricantes Shell incluye Pennzoil, Quaker State, Shell Helix, Shell Rotella, Shell Tellus y Shell Rimula. Nuestras operaciones abarcan toda la cadena de suministro de lubricantes. Fabricamos aceites base en nueve plantas; mezclamos aceites base con aditivos para producir lubricantes en más de 50 plantas; distribuimos, comercializamos y vendemos lubricantes en más de 100 países.

Asimismo ofrecemos soporte técnico y empresarial a nuestros clientes: además de nuestra gama de productos, ofrecemos servicios relacionados con los lubricantes. Entre ellos: Shell LubeMatch —la herramienta online de recomendación de producto líder del mercado—, Shell LubeAdvisor —que ayuda a los clientes a elegir el lubricante correcto consultando con personal técnico altamente cualificado de Shell y con herramientas online— y Shell LubeAnalyst —un sistema de alertas que permite a los clientes monitorizar el estado de sus equipos y lubricantes, ayudándoles a ahorrar dinero en mantenimiento y a evitar la pérdida potencial de negocio a causa de averías—.

La tecnología de primer nivel mundial de Shell actúa para aportar valor a nuestros clientes. La innovación, la aplicación de los productos y la colaboración técnica se encuentran en el núcleo de Lubricantes Shell. Poseemos centros líderes de investigación en China, Alemania, Japón (en una sociedad conjunta con Showa Shell) y los Estados Unidos.

Invertimos sumas significativas en tecnología y trabajamos estrechamente con nuestros clientes para desarrollar nuevos lubricantes. Poseemos un catálogo de patentes con más de 150 series de lubricantes, aceites base y grasas lubricantes; y más de 200 científicos e ingenieros dedicados a la investigación y el desarrollo de lubricantes.

Las ventajas para el cliente incluyen unos menores costes de mantenimiento, una mayor longevidad de los equipos y un menor consumo energético. Una de las formas  para superar barreras en la tecnología de lubricantes es la estrecha colaboración con equipos de automovilismo deportivo como la escudería Ferrari. Estas alianzas técnicas nos permiten ampliar el conocimiento de la técnica de lubricantes y transferir la última tecnología desde la pista a nuestros productos comerciales.

Royal Dutch Shell plc

Royal Dutch Shell plc es una sociedad constituida en Inglaterra y Gales, con sede en La Haya y que cotiza en las bolsas de Londres, Ámsterdam y Nueva York. Las empresas de Shell operan en más de 70 países y territorios, en sectores que incluyen la prospección y producción de crudo y gas; la producción y comercialización de gas natural licuado y gas a líquido; la fabricación, comercialización y distribución de productos y sustancias derivados del petróleo y los proyectos de energías renovables. Para más información, visite www.shell.com

Aviso

Las empresas en las que Royal Dutch Shell plc mantiene participación directa e indirecta son entidades independientes. En esta nota de prensa se emplean ocasionalmente por comodidad los términos "Shell", "Grupo Shell" y "Royal Dutch Shell" para hacer referencia a Royal Dutch Shell plc y sus filiales en general. De igual forma, los términos "nosotros" y "nuestro" se emplean para hacer referencia a filiales en general o a aquellos que trabajan para ellas.

Se emplean estas expresiones cuando no tiene mayor sentido identificar una o varias compañías en particular. "Filiales", "filiales de Shell" y "compañías de Shell", tal como se usan en esta nota de prensa, hacen referencia a las compañías que Royal Dutch Shell controla directa o indirectamente, ya sea con una mayoría de los derechos de voto o con el derecho a ejercer una influencia dominante. Aquellas empresas en la que Shell ejerce una influencia significativa pero no las controla se denominan "compañías asociadas" o "asociadas", mientras que aquellas empresas sobre las cuales Shell tiene un control compartido se denominan "sociedades multigrupo". En esta nota de prensa, las compañías asociadas y las sociedades multigrupo también se denominan "inversiones registradas por participación". El término "control de Shell" se utiliza por comodidad para designar la propiedad directa y/o indirecta de Shell (por ejemplo, mediante nuestra participación accionarial del 34% en Woodside Petroleum Ltd.) en un proyecto, alianza o compañía, una vez excluidos todos los intereses de terceros.

Esta nota de prensa contiene declaraciones de proyecciones futuras relativas al estado financiero y a los resultados de las operaciones y negocios de Royal Dutch Shell. Todas las declaraciones que no contengan datos históricos son, o deben ser consideradas, declaraciones de proyecciones futuras. Las declaraciones de proyecciones futuras son expectativas basadas en las suposiciones o expectativas de la dirección, y encierran riesgos conocidos o desconocidos e incertidumbres que podrían provocar que los resultados, los comportamientos y los acontecimientos difieran sustancialmente de los expresados o presupuestos en tales declaraciones. Las declaraciones de proyecciones futuras incluyen, entre otros puntos, afirmaciones relativas a la exposición potencial de Royal Dutch Shell a los riesgos del mercado, así como declaraciones que expresan las expectativas, creencias, estimaciones, previsiones, proyecciones y suposiciones de la dirección. Estas declaraciones de proyecciones futuras se pueden identificar por el uso de términos y expresiones como "anticipar", "creer", "podría", "estimar", "esperar", "intentar", "puede", "plan", "objetivos", "panorama", "probablemente", "proyectar", "será", "buscar", "meta", "riesgos", "fines", "debería" y otros similares. Hay una serie de factores que podrían afectar a las operaciones futuras de Royal Dutch Shell y que podrían provocar que los resultados difieran sustancialmente de los expresados en las declaraciones de proyecciones futuras presentes en esta nota de prensa, incluyendo, entre otros: (a) las fluctuaciones de precios del petróleo crudo y del gas natural; (b) los cambios en la demanda de productos Shell; (c) las fluctuaciones de divisas; (d) los resultados de extracción y producción; (e) las estimaciones de reservas; (f) la pérdida de cuota de mercado y la competencia en el sector; (g) los riesgos medioambientales y físicos; (h) los riesgos asociados a la identificación de propiedades y objetivos para su potencial adquisición, y a la negociación y ejecución correcta de tales transacciones; (i) el riesgo de operar en países en desarrollo y en países sujetos a sanciones internacionales; (j) las novedades legislativas, fiscales y  normativas, incluyendo las directrices relativas al cambio climático; (k) las circunstancias económicas y de los mercados financieros en varios países y regiones; (l) los riesgos políticos, incluyendo los riesgos de expropiación y renegociación de los términos de contratos con entidades gubernamentales; retrasos o avances en la aprobación de proyectos y retrasos en el reembolso de los costes compartidos; y (m) los cambios en las condiciones comerciales. Todas las declaraciones de proyecciones futuras contenidas en esta nota de prensa están correctamente expresadas en su integridad mediante las advertencias contenidas o aludidas en esta sección. Los lectores no deben depositar confianza absoluta en las declaraciones de proyecciones futuras. Algunos factores adicionales que podrían afectar a los resultados futuros están recogidos en el documento 20-F de Royal Dutch Shell para el ejercicio que concluye el 31 de diciembre de 2012 (disponible en www.shell.com/investor y www.sec.gov). Estos factores también deberán ser considerados por el lector. Cada declaración de proyecciones futuras tan solo se refiere a la fecha de esta nota de prensa, [10 de noviembre]. Ni Royal Dutch Shell ni ninguna de sus filiales asumen obligación alguna de actualizar o revisar públicamente cualquier declaración de proyecciones futuras como consecuencia de nuevas informaciones, acontecimientos futuros u otros datos. A la luz de estos riesgos, los resultados pueden diferir sustancialmente de los expresados, implicados o derivados de las declaraciones de proyecciones futuras contenidas en esta nota de prensa.

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (United States Securities and Exchange Commission) (SEC) permite a las compañías de petróleo y gas, en sus declaraciones a este organismo, revelar únicamente las reservas probadas que una compañía, mediante la producción real o ensayos concluyentes, haya demostrado que son económica y legalmente producibles en las circunstancias económicas y empresariales existentes. En esta nota de prensa podemos haber empleado ciertos términos que las directrices de la SEC nos prohíben estrictamente incluir en nuestras declaraciones a la SEC.  Se insta a los inversores de los Estados Unidos a considerar atentamente las declaraciones contenidas en nuestro formulario 20-F, archivo nº 1-32575, disponible en el sitio web de la SEC www.sec.gov. También se puede obtener estos documentos en el teléfono de la SEC, llamando al número 1-800-SEC-0330.

Herramientas de página